Turismo

Acapulco tendrá una Navidad amarga para el turismo

La Navidad de este año será amarga para el turismo en Acapulco, pues solo habrá 500 habitaciones disponibles para los visitantes, una cifra muy inferior a las 19,491 que había en 2022.

Esta reducción se debe a los daños causados por el huracán «Otis», que azotó el puerto el pasado 3 de octubre. El fenómeno meteorológico provocó inundaciones, deslaves y daños en infraestructura, lo que obligó a cerrar varios hoteles.

Hasta el momento, solo 10 hoteles han anunciado su apertura para la temporada navideña, y la mayoría de ellos ofrecerán un servicio limitado. Los precios de las habitaciones también se han incrementado, en algunos casos hasta un 50%.

La situación ha generado preocupación entre los empresarios turísticos de Acapulco, quienes temen que la Navidad sea un desastre para el sector. «Es una temporada muy importante para nosotros, y la reducción de la oferta de habitaciones nos va a afectar mucho», dijo el presidente de la Asociación de Hoteles y Moteles de Acapulco, Héctor Astudillo.

El gobierno federal ha anunciado un plan de apoyo para el turismo en Acapulco, pero aún no se ha definido el alcance de las acciones. El secretario de Turismo, Miguel Torruco Marqués, dijo que se buscará promover el destino en otros mercados, como el estadounidense.

Sin embargo, los empresarios turísticos consideran que las medidas del gobierno no serán suficientes para compensar la pérdida de la temporada navideña. «El daño ya está hecho», dijo Astudillo. «Va a ser muy difícil recuperarnos».

La reducción de la oferta de habitaciones en Acapulco también tendrá un impacto negativo en la economía local. El turismo es una de las principales actividades económicas del puerto, y genera millones de pesos en ingresos.

Redacción

Medio de comunicación juvenil del caribe mexicano que busca informar de una manera diferente las noticias a través de redes sociales

Deja un comentario